Buscar
  • TerraIncognita

Sherry Classics: la fusión magistral entre deporte, naturaleza y enoturismo que triunfa en el Marco


El pasado domingo 30 de mayo se celebraba en Sanlúcar de Barrameda la primera edición de Sherry Swim, competición en aguas abiertas que transcurrió por el estuario del río Guadalquivir. El evento cerraba con gran éxito la trilogía Sherry Classics, marca que bajo un mismo paraguas engloba tres pruebas deportivas en las disciplinas de la carrera pedestre, Sherry Maratón: la bicicleta de montaña, Sherry Bike; y la natación, Sherry Swim.

El concepto, nacido en 2020 y aplazado a la primavera del presente año, pretende poner en valor uno de los mayores patrimonios de la provincia de Cádiz: la región vitivinícola del Marco de Jerez. Y para lograrlo se ha encomendado a una fusión magistral entre deporte, gastronomía, naturaleza y enoturismo. Una completa experiencia para los participantes que trasciende al dorsal de competición. Porque en los eventos de Sherry Classics todos los deportistas han sido agasajados con exquisitos vinos jerezanos y productos gastronómicos de la tierra. Un lujo que marca la diferencia.

César Saldaña, Presidente del Consejo Regulador y de la Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez, es uno de los promotores de este atractivo concepto: «El deporte representa una oportunidad más de dar a conocer los muchísimos atractivos del Marco de Jerez, especialmente de esos viñedos de los que nos sentimos tan orgullosos y que no siempre forman parte de la oferta turística de nuestro territorio. Hace ya cinco años que iniciamos esta andadura de la mano de TerraIncognita con la Sherry Maratón y ahora completamos este triángulo deportivo en torno al Jerez, la Sherry Classics, algo que nos vuelve a situar a la vanguardia del turismo de experiencias asociado al vino: tres razones más para visitar nuestras denominaciones de origen».

Todo comenzaba el 25 de abril con la celebración de la cuarta edición de Sherry Maratón, carrera a pie que reunió a 1.350 participantes entre sus tres modalidades: Promo, Media y Maratón. Los corredores tuvieron el privilegio de correr entre los caminos que conectan las viñas circundantes a la ciudad de Jerez e incluso adentrarse en algunas de las bodegas de la zona, como fue el caso de la impresionante bodega de Real Tesoro del Grupo Estévez o el complejo bodeguero de González Byass, justo antes de la entrada en meta en la Alameda Vieja de Jerez. Para la ocasión, se dieron cita participantes de más de una docena de países diferentes, un dato que evidencia la gran proyección internacional que el evento tiene como experiencia turística.

Tres semanas después, en el mismo escenario, Jerez de la Frontera, se estrenaba Sherry Bike. Con 800 participantes en liza, la prueba ciclista, a imagen y semejanza de su hermana Sherry Maratón, transcurrió por el incomparable entorno del Marco de Jerez, incluyendo en el recorrido en esta ocasión a la vecina localidad de Trebujena con toda su extensión de viñedos colindantes al río Guadalquivir. Con dos recorridos de 50 y 90 kilómetros, el centro comercial Luz Shopping sirvió de epicentro a la actividad, acogiendo la salida y la meta de ambas modalidades. Además, Sherry Bike se ha significado como una oportunidad exclusiva para que los aficionados a la bicicleta disfruten de un recorrido privilegiado al que no pueden acceder durante el resto de días del año.

La alcaldesa de Jerez de la Frontera, Mamen Sánchez, asegura que «es un orgullo para Jerez haber acogido nuevamente la Sherry Maratón y la Sherry Bike, ésta en su primera edición, y más aún en un contexto de pandemia que ha supuesto su organización con un reto añadido. Son eventos que proyectan Jerez como ciudad ideal para eventos deportivos de prestigio y que conectan la enogastronomía, la cultura, el patrimonio y el espíritu del vino de Jerez como atractivo internacional, con la aventura de recorrer corriendo, haciendo senderismo o en bicicleta, ofreciendo lo mejor de nuestra tierra al mundo y fortaleciendo la ‘marca Jerez’ y la ‘marca Sherry’. De igual manera, agradezco a la empresa organizadora, el Consejo Regulador y trabajadores, cuerpos y fuerzas de seguridad y voluntariado su esfuerzo por el éxito de tales eventos».

Sherry Swim cerraba el 30 de mayo el círculo de Sherry Classics con su competición en la playa de Bajo de Guía en Sanlúcar de Barrameda. Medio millar de intrépidos nadadores se lanzaron a las aguas de la desembocadura del Guadalquivir para completar una o dos vueltas al recorrido señalizado de 1,8 kilómetros. Por supuesto, al terminar el certamen, los participantes se avituallaron con los mejores caldos de la tierra: la Manzanilla de Sanlúcar y los vinos de Jerez.

Jaime Armario, Diputado Provincial del Área de Desarrollo Económico y Servicios a la Ciudadanía, no tiene dudas de que «iniciativas como las que componen Sherry Classics vienen a hacer aún más grande una planificación de grandes eventos deportivos que consolidan a la provincia de Cádiz como un referente mundial para este tipo de citas deportivas. No nos podemos olvidar de eventos de enorme magnitud y eco internacional, como el Mundial de Motociclismo de Jerez, las carreras de caballos de Sanlúcar o las pruebas internacionales de Kitesurf y Vela en Tarifa o la Bahía de Cádiz, que ponen el foco mediático en nuestro territorio. Los paisajes, el clima y las infraestructuras de nuestra provincia nos sitúan en el escaparate mundial como un espacio único, lo que nos permite atraer turistas, desestacionalizando el sector, a la vez que se genera empleo y se fortalece nuestra economía. La apuesta por la organización de competiciones deportivas de alto nivel es por tanto un eje estratégico en las políticas del Gobierno provincial».

Así, el prometedor estreno de la marca Sherry Classics, reuniendo a más de 2.500 deportistas en total, augura un rápido crecimiento del proyecto en los años venideros. «Sacar adelante tres eventos deportivos tan diferentes, y además hacerlo con la situación sanitaria que vivimos, ha sido un reto organizativo del que nos sentimos muy orgullosos. Por supuesto, ninguno de ellos habría sido posible sin la implicación y el apoyo de la Diputación Provincial de Cádiz y los Ayuntamientos de Jerez y Sanlúcar, el Consejo Regulador del Vino de Jerez, los grupos bodegueros, los patrocinadores y, muy especialmente, los propios participantes. Ya estamos trabajando para que el próximo año la marca Sherry Classics siga creciendo y pueda atraer a un mayor número de deportistas de diferentes procedencias en cada una de sus disciplinas», comenta José Manuel Toledo, CEO de TerraIncognita, empresa organizadora.

Sin duda, Sherry Classics se ha convertido en tan solo un año en una de las citas irrenunciables de la provincia de Cádiz para la promoción de sus vinos y su tierra, y en una herramienta dinamizadora para la economía local a través del deporte.





7 vistas0 comentarios